analytics

Virgen de La Piedra, la culpa de don Gabino

Vista de peregrinos acercandose al altar de la Virgen
La fiesta de la Virgen de La Piedra —o Virgen de la Piedra Blanca— es la festividad popular más importante de las tierras combarbalinas. El día de la Señora de la Piedra es el primer domingo de mayo de cada año y su fiesta se extiende todo el fin de semana correspondiente, en la localidad de La Isla, poblado agrícola y ganadero del valle de Cogotí.

Cofradías de Bailes Chinos de todo el norte chico y también del norte grande homenajean a la señora y reciben con música y danza a miles de peregrinos venidos desde toda la región. A la cabeza de las cofradías, como hace 25 años, está el cacique de la festividad José Castillo.

Como es la tradición, el cacique se asegura de que todos los danzantes lleguen hasta el Santuario, y que estén cómodos, en atención al gran esfuerzo que hacen por venerar a la Señora Virgen de La Piedra.

La historia cuenta que fue el abuelo de José Castillo, Gabino Mateo Castillo, quien inició la festividad popular en 1935. Se dice que fue el primero en asociar la forma de la piedra con la presencia divina. En su propio relato, don Gabino contaba que cuando ubicó a la Virgen, medía solo la mitad de lo que mide ahora, porque con unos vecinos cavaron los alrededores de la roca, logrando que emergiera hasta alcanzar los casi tres metros de altura.

En una entrevista que le hiciera su nieto, el cacique Gabino Mateo Castillo contaba:
Los milagros más grandes que me hizo la Virgen, por los trabajos que hicimos con la plata de la Virgen, que sacar para allá, para allá, como empezamos a trabajar con ella con la gente que formó el comité (...) Yo, por ejemplo, fundador de la Virgen de la Piedra del año ‘35 yo soy el Cacique Gabino Mateo Castillo. Como fundador don Gabino Mateo Castillo, el descubridor de la Virgen de la Piedra, después del año ‘35 vinimos, por ejemplo, se formó un comité entre 120 personas se hizo una procesión. Con 20 personas enseguida después tomó asunto el pueblo. Se formó un comité que agrandó la Virgen ante la fiesta... como me nombraron alférez y hoy día soy Cacique, me nombraron alférez del baile para formar un baile para la fiesta. Después de éste se formó un comité y se agrandó (la fiesta de la Virgen), se siguieron haciendo trabajos... Esperanza de volver atrás. La Virgen dirá. Cincuenta y tres años le serví (a la Virgen), empecé con 20 personas, hoy día 20 mil almas de peregrinos. ¿Por quién? por culpa mía”.

El Santuario

Vista peregrinos en camino de tierra

Es un imponente murallón de piedra, donde destaca la gran roca asociada a la Virgen, pintada de blanco y rodeada por un gran arco. Miles de placas de agradecimiento a su alrededor atestiguan los favores recibidos y no faltan las muletas y otras evidencias de que los males de quienes invocaron a la Virgen ya fueron superados gracias a su ayuda.

Aunque hoy es un lugar sagrado y protegido por los fieles, en su origen no fue fácil. La historia recuerda a Pedro Muranda, párroco de Combarbalá en los años 30, que en su intento por destruir la adoración de la Virgen de la Piedra, sólo logró reforzarla. Para acabar con lo que consideraba un culto impropio, decidió dinamitarla y camino al sitio cayó de su caballo y se quebró una pierna. Hecho que de inmediato fue considerado como un milagro de la Virgen, para evitar su destrucción.

Al santuario en La Isla de Cogotí llegan más de 10 mil fieles, gran parte venidos de las ciudades cercanas como  Illapel, Canela, Huentelauquén, Puerto Oscuro, Punitaqui, Monte Patria y Ovalle donde ya es una gran tradición.

Para llegar desde Combarbalá hay que salir por la ruta D-55 hacia Cogotí, y al llegar al Cementerio de Cogotí, virar hacia la izquierda Camino a la Isla. Son 18 Kms. de distancia desde Combarbalá.

Fuente: Será hasta la vuelta de año. Bailes Chinos, festividades y religiosidad popular del Norte Chico. Autores Rafael Contreras Mühlenbrock, Diego González Hernández. Co-autor: Sergio Peña Alvarez. 

0 comentarios: