analytics

Titulares

Imagen de Película, pareja protagonista
Con el largometraje "Turistas" de Alicia Scherson, el Museo del Limarí abre hoy a las 18 horas el Ciclo En clave femenina, como parte de su conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

El ciclo desarrollado por este importante enclave cultural de Ovalle incluye cinco obras nacionales dirigidas por mujeres o que abordan temáticas femeninas, a las que se suman "Utero" de Danae Toselli y Emilia Martínez y "Teresa" dirigida por Tatiana Gaviola el 9 de marzo. Las películas culminarán el viernes 10 con la exhibición a las 18 horas del cortometraje, "Niños rosados y niñas azules" del director José Retamal y el largometraje "Naomi Campbel" de Camila Donoso y Nicolás Videla.

En el programa de celebración también está programada una jornada de reflexión sobre la participación femenina en el mundo indígena, la representación ciudadana y las políticas públicas. El encuentro se realizará el jueves 9 desde las 11 hrs., con la participación de la directora del Museo del Limarí, Gabriela Carmona, la Agrupación de Mujeres Diaguitas, la presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales, Rosa Angel, y la directora regional del Servicio Nacional de la Mujer, Marcela Carreño.

La jornada finalizará con la presentación del libro "Mi vida después del cáncer" de Raquel Sánchez.

Turistas (2009): Tras el quiebre entre Carla (Aline Küppenheim) y su esposo, la mujer comienza una aventura íntima y personal hacia parajes desconocidos, donde experimentará sus cuestionamientos envuelta de una naturaleza inquietantemente viva, y acompañada por un curioso extranjero (Diego Noguera) que producirá aún más cuestionamientos y desafíos.


Fotografía de Eduardo Sorensen, Oceana Chile
Hoy viernes a las 20 horas, se realizará la velatón “Dominga, vergüenza nacional”, en la Plaza de Armas de La Serena. La convocatoria la hacen distintas organizaciones sociales que rechazan la instalación del mega proyecto minero-portuario de Andes Iron SpA en la comuna de La Higuera, por la grave amenaza que significa para la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt y los ecosistemas aledaños, así como para el desarrollo del turismo y la pesca sustentable de la zona.

La Reserva Nacional Pingüino de Humboldt es considerado uno de los paraísos naturales del país y es uno de los cuatro Sitios Prioritarios para la Conservación de la Biodiversidad de la Región de Coquimbo. Abarca el territorio de las Islas Choros y Damas, más la Isla Chañaral (de la III Región). Las mismas islas poseen dos reservas marinas de una milla náutica de protección (Choros-Damas y Chañaral).

Es el hogar del 80% de los Pingüinos de Humboldt del mundo, de ballenas azules y delfines nariz de botella, entre algunas de sus especies más emblemáticas.

Su reconocida belleza escénica, y su condición como lugar privilegiado para la observación de cetáceos y fauna marina ha hecho que el turismo alcance un crecimiento exponencial en esta Reserva Nacional, pasando de menos de 1000 visitantes en 1998 a más de 53 mil en 2015. Se estima que el turismo genera ingresos por $1.600 millones al año. Además, el borde costero de La Higuera posee 15 áreas de manejo y explotación de recursos bentónicos, principalmente locos y machas. Esta pesca artesanal sustentable ha generado un valor económico de $1.990 millones (2014) para la zona.

Este sitio es considerado por la UNESCO como uno de los 35 puntos calientes de biodiversidad del planeta, es decir como un lugar de alta concentración de especies endémicas que no se encuentran en ningún otro sitio de la tierra, por lo que se considera que su conservación (o no) puede tener un enorme impacto en la seguridad de la biodiversidad mundial.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), de las ecorregiones marinas presentes en Chile, el “Gran Ecosistema Marino de la Corriente de Humboldt” es la única catalogada como de alta prioridad para la conservación. Sin embargo, y pese a que Chile es parte del Convenio de Diversidad Biológica de Naciones Unidas (para conservar los ecosistemas marinos más frágiles, importantes o singulares del planeta), sólo una mínima parte de esta ecorregión se encuentra bajo protección.

#salvemoslahiguera

Precisamente en el área costera no protegida, se establecerían dos mega proyectos: Dominga, que incluye la construcción de dos minas a rajo abierto para la extracción de hierro y concentrado de cobre;  un puerto de embarque y una planta desalinizadora. Y el puerto Cruz Grande de CAP, a menos de 10 Kms. del puerto de Dominga, para el embarque de productos diversos yacimientos de la zona. Este último cuenta con la evaluación ambiental aprobada en 2015, pero se encuentra detenido en medio de un proceso judicial.

Por segunda vez en menos de una década, la comuna de La Higuera se ve enfrentada a proyectos industriales que amenazan su importante biodiversidad. En 2010, Barrancones fue la última de 3 centrales termoeléctricas que tuvieron que retirar sus proyectos debido a la fuerte presión social.

Hace sólo unos días, el Servicio de Evaluación Ambiental de Coquimbo recomendó aprobar el proyecto-minero portuario Dominga pese a las distintas observaciones presentadas por CONAF y SERNAPESCA en el proceso (organismos que tienen la tuición de la Reserva Nacional y las Reservas marinas respectivamente) y a las numerosas objeciones hechas por  organizaciones ciudadanas y ambientales como Chao Pescao, Oceana y MODEMA.

La siguiente y última etapa es que la Comisión de Evaluación Ambiental de la región de Coquimbo, analice los antecedentes y decida si aprueba o rechaza la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto minero portuario Dominga.

En la recta final de la tramitación ambiental de Dominga, la campaña #SalvemosLaHiguera cobra fuerza y urgencia. Entre sus acciones, además de la velatón convocada para esta noche La Serena, se pide a la ciudadanía firmar por esta causa y compartir cualquiera de los videos virales donde artistas, científicos y habitantes de la comuna explican su rechazo al proyecto.

Imagen Principal: Eduardo Sorensen, Oceana Chile



Montaña emblema de comuna de Salamanca, Chile

El turismo sustentable, magia y esfuerzo conjuntos son los ingredientes de un conjuro por largo tiempo anhelado: convertir el Valle de Manquehua de Salamanca en un Santuario de la Naturaleza.

Son 2.580 hectáreas ubicadas a unos 15 Kms. de Salamanca que poseen una nutrida biodiversidad. Según un estudio financiado por el Ministerio del Medio Ambiente, alberga 60 especies, la mayoría aves, siendo el cóndor la más emblemática. Del total, 13 están en categoría de conservación y el 18% son endémicas. Además, posee 3 tipos de bosques, 14 tipos de matorrales y 94 especies de flora de las cuales el 95% son nativas.

Poza formada por Casacada Las Jarillas
La Poza Azul
En este valle se encuentra la Poza Azul, un pozo de gran belleza natural que se forma bajo la cascada Las Jarillas, en el sector del mismo nombre, a 27 Kms. de Salamanca.

Pero sin duda lo que más destaca en la zona es su particular geomorfología. La legendaria Raja de Manquehua es una montaña de más de 2.000 mts. de altura, que tiene una extensa rajadura en su cara sur, formando una cueva cuya profundidad se desconoce hasta hoy. Ello ha dado origen a múltiples leyendas, en especial sobre ritos mágicos y es por eso que también la llaman la “Cueva de los Brujos”.

En el siglo XVII los centros de brujería o aquelarres eran llamados Salamancas, Casas Grandes o Cuevas. En ese entonces se creía que Chile estaba unido bajo tierra por 3 cuevas: Salamanca, Talagante y Chiloé y que los brujos podían transportarse instantáneamente por estos portales. Las leyendas dicen que luces misteriosas salen desde la Raja las noches de Viernes Santo y San Juan.

Para los pueblos originarios esta montaña tenía gran importancia cultural y era llamada “Apu Manquehua” nombre que reúne dos lenguas diferentes: Apu o “Montaña Sagrada” en quechua y Manquehua o “Nido de cóndores” en mapudungun. Por ello no es extraño que en este sector se encuentren varios sitios arqueológicos prehispánicos, en su mayoría del periodo alfarero temprano, con abundantes petroglifos.

La protección de este enclave natural y cultural de la Provincia del Choapa se encuentra en la fase final para postularse como Santuario de la Naturaleza, que de ser aprobado, sería el primer sitio protegido de la comuna de Salamanca.

Es una iniciativa conjunta entre el Ministerio del Medio Ambiente y la Comunidad Agrícola del Valle de Chalinga, de Salamanca. La Seremía de Medio Ambiente de la Región de Coquimbo, presentará el proyecto al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad a la brevedad, “a fin de que sea analizado y esperamos contar en el transcurso de año con una nueva área protegida dentro de la región”, dijo el Seremi, Eduardo Fuentealba.

Mientras, gracias a un Fondo de Protección Ambiental, la Comunidad Agrícola desarrollará este año un plan de conservación de la biodiversidad en la Raja de Manquehua y la Poza Azul, con el que se habilitarán senderos y se realizarán talleres sobre biodiversidad y turismo sustentable.

Según Arturo Godoy, presidente de la Comunidad Agrícola del Valle de Chalinga, “creemos que la zona tiene un gran potencial, y estamos en una etapa bien prometedora para nuestro proyecto, porque cada día son más las personas que nos demuestran su apoyo”.

Qué mejor lugar y momento para invocar a la Pachamama y llamar a las fuerzas antiguas de la tierra para que se coseche pronto este nuevo y merecido Santuario de la Naturaleza.

Invocación para la buena siembra


Quechua

Pachamama llajtayoj
Upii, acullii sumaj mukhukhui
Kai jallpha sumaj kanampaj
Pachamama sumaj mama
Kusilla, kusilla
Allinta purichun yuntas
Amataj saikhuchunjuchu
Allinta muju puhtuchun
Amataj ima saira kachunchu
Amataj qasa jappichunchu
Allintaj poqochun
Qamantan mañakuiku
Jinataj qopuguaiku
Kusilla, kusilla

Español

Pachamama de estos lugares
Bebe, masca la coca y come a gusto esta ofrenda
Para que sea buena esta tierra
Pachamama buena madre
¡Se propicia! ¡Se propicia!
Haz que caminen bien los bueyes
Y que no se cansen
Haz que brote bien la semilla
Que no le suceda nada malo,
Que no le tome la helada,
Que produzca buena cosecha
A ti que te pedimos.
Dánoslo todo
¡Se propicia! ¡Se propicia!

Hombre en silla de rueda preparado para navegar

Navegación mágica inclusiva, Hornopirén, sur de Chile, de Arturo Yuseff Rivers, fue la imagen ganadora del III Concurso de Fotografía de APTUR Chile 2016, que este año se dedicó al turismo inclusivo, para así promover el derecho de todos los ciudadanos a conocer de primera mano la diversidad y belleza de nuestro país.

El fotógrafo Arturo Yuseff, se adjudicó dos pasajes ida y vuelta a Punta Cana, premio en la línea área LAW, Latin American Wings.

Joven con síndrome de Down practicando surf
2º Lugar: Surf inclusivo,  Pichilemu
El segundo lugar fue para Macarena Cavada Rocuant, de Santiago, por la foto Surf inclusivo, Pichilemu quien se adjudicó una estadía de dos noches para dos personas, en el Nothofagus Hotel, Huilo Huilo.

Y el tercer lugar se lo lleva Pamela Silva Grille, de Ñuñoa, por la foto Isidora y su andador de nieve, Portillo, quien obtuvo dos noches de alojamiento y desayuno para dos personas en el Hotel Patagónico de Puerto Varas, premio donado a través del portal Trivago.com

El jurado estuvo conformado por representantes de la Asociación de Periodistas de Turismo de Chile, APTUR, del Servicio Nacional de Turismo (SERNATUR), Hoteleros de Chile y el Comité de Turismo de la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

Por la calidad de los trabajos recibidos, se otorgaron también siete menciones honrosas a imágenes vinculadas al tema de la accesibilidad y cinco premios especiales a fotos que sin referirse al tema del concurso, eran de gran calidad fotográfica y contribuían a la difusión del turismo nacional.

Las  menciones honrosas recayeron en Macarena Cavada Rocuant,  Mario Fernández Meyer, Arturo Yuseff Rivers,  Ramón Undurraga Varela, Benjamín Floreal Monreal -todos de la región Metropolitana- y Claudio Fierro Díaz, de Punta Arenas y Juan Pablo Saavedra, de Viña del Mar.

Niña recibe ayuda para esquiar
3er Lugar: Isidora y su andador de nieve, Portillo
Los premios especiales fueron para Daniela Reyes Plaza, Región Metropolitana, Richard Alexis Araya, de Antofagasta; Claudio Fierro Díaz, de Punta Arenas, Felipe Pizarro Cavieres, de la Región Metropolitana y Patricio Paredes Paredes, de Chiloé.

La premiación será hoy viernes 30 de septiembre, a las 10.00 horas, en la sede central del SERNATUR en Santiago.

Hombre en silla de ruedas preparado para navegar
1er Lugar: Navegación mágica inclusiva, Hornopirén





Detalle de Carau mirando de frente

Cuentan los guaraníes que Carau era un joven que vivía junto a su madre, al lado de un estero. Cuando ella enferma, va al pueblo a buscar medicamentos. Pero en el camino encuentra una gran fiesta y se maravilla con el baile. Embriagado al son de la polka, rechaza las advertencias de sus amigos y olvida su misión. Finalmente, le avisan que su madre ha muerto y Carau responde: el baile no voy a dejar, ya habrá tiempo para llorar. En la madrugada el muchacho reacciona, se arrepiente y parte rápidamente a su casa. Pero ya es tarde, Tupá, el dios supremo de los guaraníes, decide convertirlo en un ave zancuda con oscuro plumaje para que vista el luto para siempre, le da un graznido que parece un lamento y unos ojos enrojecidos de tanto llorar. Desde entonces el Carau es visto en esteros y lagunas, llorando a su madre muerta…

“No conocía la leyenda, sólo difiero de los ojos rojos” dice César Piñones, profesor del taller de ornitología de la escuela Carlos Vial Espantoso de Huentelauquén Sur, en la comuna de Canela, que logró el primer registro de un Carau (Aramos Guarauna) en Chile, causando un gran revuelo en la zona y en el mundo ornitológico.

El cariño que despierta esta ave que parece llorar la ha hecho muy conocida en toda América, desde Florida, en EE.UU., hasta el norte de Argentina. Salvo en Chile, donde no existían datos de su presencia hasta que 11 niños del taller de ciencia escolar la descubren alimentándose entre las plantas.

“Ariel fue el primero en verla, la perseguimos y fotografiamos y supusimos que era un Cuervo del Pantano porque son muy parecidos, excepto en la forma y color del pico, que en el Carau es más recto y mitad amarillo, mientras el Cuervo del Pantano (Plegadis chihi) lo tiene gris y con una curvatura pronunciada”.

Al día siguiente Piñones viaja a la Universidad de La Serena donde comparte las imágenes con los profesores Carlos Zuleta y Víctor Bravo. Ante la duda envían las fotos a la Red de Observadores de Aves de Chile (ROC). El entusiasmo cundió al ver que se trataba de un Carau y al tercer día un equipo del ROC viaja a la zona para confirmar definitivamente su presencia por primera vez en la Región de Coquimbo y en el país.

“Esto fue una casualidad que no es casual, porque es fruto de la perseverancia y del trabajo en redes” afirma el profesor Piñones, quien tiene una historia larga en la zona, desde trabajar por la protección del Humedal Huentelauquén, primero como Zona Libre de Caza y luego como sitio Ramsar y ahora como miembro del Programa de Educación Ambiental del Municipio de Canela, creado en febrero de 2016, dando vida a 5 talleres de ornitología en las escuelas y el liceo de la comuna.

Ave Carau tras un cerco
Carau en Huentelauquén, por César Piñones
La noticia del avistamiento se masificó rápidamente y observadores de distintos lugares viajaron para ver al ave. “El teléfono no dejó de sonar. Me llegaban invitaciones de Facebook de gente que nunca he visto porque querían ir al lugar donde encontramos al Carau, que está en un terreno privado”. La "Carau-manía" llegó al punto de que unas personas entraron sin permiso y revolvieron los matorrales, causando molestia entre los dueños, por lo que César Piñones tuvo que llamar la atención a través de las redes para controlar estas actitudes, a toda vista perjudiciales para el trabajo científico y en especial el de los niños del taller que cuentan con permiso especial para entrar al terreno.

Y son los estudiantes los más contentos con el encuentro. “Están alegres, nerviosos, ansiosos y súper orgullosos” con el descubrimiento, dice su profesor de ornitología, que ha visto crecer notoriamente la demanda por este taller. “Esta es una edad clave para generar actitudes ambientales. Los niños son inteligentes, responden cuando se dan cuenta que estás haciendo un trabajo serio. Sólo hace falta darles la oportunidad para que canalicen sus habilidades”.

Entre los 5 talleres escolares que lidera Piñones participan más de 150 niños, abocados a distintos proyectos, como recopilar información que será incorporada al proyecto Atlas de las Aves Nidificantes en Chile, de la ROC.

Ay, Carau!


Los lugareños ya habían visto al Carau cuenta Piñones “pero pensaban que era un Pidén (Pardirallus sanguinolentus) más grande, y lo dejaron tranquilo porque descubrieron que se comía los caracoles, que son una plaga en la zona. De hecho, donde se instala el Carau deja una gran cantidad de conchas perfectamente limpias, pues es muy hábil para desconchar moluscos”.

Las informaciones de su estadía son diversas, algunas personas afirman que lo han visto desde hace 6 meses, otras desde hace 3 años. Pero, claramente, hasta ahora era confundida con otras especies de aves acuáticas.

Lo importante, para Piñones, es que la noticia del Carau ha permitido hablar de conservación y medioambiente en toda la comunidad. “En Huentelauquén hay un número importante de adultos mayores que pueden participar de la conservación de la biodiversidad con prácticas muy sencillas como poner cajas nido o bebederos en los jardines. Así proteges a las aves y de paso recibes sus beneficios, como el control de caracoles que hace el Carau”.

Sobre si estamos o no frente a una migración, Piñones dice que aún no se puede afirmar . “Lo que sabemos del Carau es que se trata de un ave residente, que no se aleja demasiado de su territorio. Hay registros raros en Canadá por ejemplo. En nuestro continente, lo más al sur donde habita es San Juan en Argentina, que está justo frente a nosotros, pero sólo podemos especular que llegó desde allá. Las condiciones ambientales pueden presionar a las aves a buscar nuevos territorios o puede ser simplemente un ejemplar extraviado. Es muy temprano para sacar conclusiones”.

En las últimas dos semanas no se ha vuelto a ver al Carau. Pero las observaciones continuarán al menos hasta fin de año mientras continúe el taller estudiantil. Regrese o no, el revuelo provocado por el Carau ha dado un fuerte impulso al programa de educación ambiental de la comuna de Canela, y ha despertado un gran interés en jóvenes y adultos por la conservación del medio ambiente.

Si vuelve, ya conocemos su leyenda, su aporte al ecosistema y su estampa. Sólo nos queda un detalle: su canción.

El Carau, tema clásico de la música chamamé, de Corrientes, Argentina:




Imagen principal: Carlos Zuleta.




niño de Ovalle creando cerámica al estilo diaguita

La Corporación de Patrimonio Etnográfico compartió Cultura Diaguita, documental de dos capítulos que muestra a alumnos de la Escuela de Artes y Música de Ovalle que observan y experimentan con sus propios trabajos las técnicas de cerámica y los sonidos de los instrumentos musicales que nos heredaron los Diaguitas, y como a través de estas expresiones también aprenden sobre sus costumbres, creencias y elevado desarrollo cultural.

Con mucha gracia y sencillez, los niños se van encantando con la sorprendente herencia de este pueblo originario, mostrándose felices al darse cuenta que los cerros que los rodean son los mismos que alguna vez contemplaron sus antepasados Diaguitas. Casi sin notarlo, asumen de forma natural la importancia de esta cultura para la construcción de la identidad y patrimonio de los habitantes de toda la Región de Coquimbo.

En el primer capítulo Cerámica y arte Diaguita, los niños visitan el Museo del Limarí y conocen la historia de la cultura Diaguita, sus costumbres, leyendas y sistema de vida, los frutos silvestres que aprovechaban como el guillave y el copao y los que cultivaban, como la quinoa. También usarán las mismas técnicas ancestrales para crear sus cerámicas.



En el segundo capítulo, Instrumentos y sonidos Diaguitas el documental invita a conocer los instrumentos aerófonos que se han conservado de esta cultura, sus sonidos y usos en actividades ceremoniales. Aunque no existen registros de la música Diaguita, los niños pueden imaginar e interpretar piezas musicales con réplicas de los instrumentos encontrados.



El documental fue co-producido por CNTV-Novasur y la Corporación de Patrimonio Etnográfico y forma parte de las Producciones Regionales de la Programación Cultural y Educativa Novasur del Consejo Nacional de Televisión.

Imagen video Chile: a land of geographic extremes

“El desierto de Atacama, el más árido del mundo. Durante el día recibe la fuerte luz del sol. En la noche es la morada de los cielos más claros y transparentes del planeta. Estos cielos hacen de Chile una ventana al universo”. Así comienza “Chile: A land of geographic extremes”, el video promocional creado por la Fundación Imagen de Chile, seleccionado entre los finalistas del 9º Festival Internacional de Cine de Turismo, ART&TUR.

Al certamen, que se llevará a cabo entre el 19 y 22 de octubre en Vila Nova de Gaia, Portugal, se presentaron 301 piezas publicitarias de turismo provenientes de 52 países. Su evaluación está a cargo de un jurado compuesto por directores de cine y televisión, expertos en turismo, críticos de cine y periodistas. Este año, el único representante de Latinoamérica en el jurado es la chilena Alejandra Medina, directora de AMA Comunicaciones y miembro de APTUR Chile.

El Festival ART&TUR pretende fomentar la creatividad e innovación en el ámbito de la promoción turística y al mismo tiempo ser un foro para la reflexión y el diálogo sobre las nuevas tendencias del turismo. Forma parte de una red de concursos internacionales que cada año organizan conjuntamente el Festival de los Festivales en Viena, eligiendo la mejor película de turismo a nivel mundial.

“Chile: A land of geographic extremes”, quedó seleccionada en el género de película promocional para la categoría destinos turísticos. Es un recorrido de casi cinco minutos que presenta en inglés y con hermosas imágenes las condiciones geográficas especiales y extremas que caracterizan el turismo de nuestro país. Sólo nos resta verla:








Vista superior semillas

En 2013 Naciones Unidas la catalogó como “superalimento” por su extraordinaria cantidad de nutrientes, vitaminas, antioxidantes y proteínas, riqueza que los pueblos originarios conocen desde hace 5000 años. Es la Quínoa o Quinua en quechua o Dahue, en mapuche.

Los antiguos habitantes del sur andino domesticaron este pseudo-cereal y desarrollaron varios tipos según el alimento a obtener, como pasankalla para tostado o coytos para harina, o según necesidades climáticas como utusaya para resistir la salinidad, kcancollas para la sequía y quellus para alto rendimiento. La planta sagrada de los Incas se usaba también en tratamientos medicinales y cosméticos y, por supuesto, en diversos rituales y ceremoniales.

Pero con la llegada de los españoles a América, lo sagrado se transformó en pagano y fue prohibida y perseguida. El tema económico también jugó su rol, pues los encomenderos cobraban tributos en productos que ellos introdujeron, como la cebada y el trigo, relegando las especies nativas. Así la quínoa en Chile quedó reducida hasta nuestros días al altiplano de Arica e Iquique y al Centro Sur, entre Curicó y Concepción, aunque básicamente para autoconsumo y alimento de animales.

Ahora, gracias al programa de ciencia ciudadana de CEAZA la quínoa podría brotar nuevamente en las tierras de Coquimbo. Desde hace un año casi un centenar de personas entre estudiantes, agricultores e interesados, de cualquier ocupación o edad, están experimentando su cultivo en distintos puntos de nuestra región: en la Escuela del Espinal de Río Hurtado; Escuela Teresa Cannon de Barroilhet, de Quilimarí, Los Vilos; y la Organización Tierra y Valle de Pisco Elqui. También colaboraron miembros de la mesa rural de Combarbalá, agricultores del Romero y Horcón, la Sociedad Medioambiental y de Turismo de Huentelauquén; agricultores y camaroneros de Tunga Norte en Illapel.
imagen de plantación semillas de quinoa

Se cultivaron dos variedades, con distintas cantidades de riego, y se monitorearon para conocer como se adaptan a estos diferentes microclimas y su resistencia a la aridez.

Según Paloma Núñez, encargada del programa, “entre los resultados proporcionados por los científicos ciudadanos, surge la idea de que la quínoa es un cultivo eficiente en términos de uso del recurso hídrico. Pero aun así, requiere de cierta frecuencia en el riego. Ello quedó demostrado en los experimentos con riego una vez a la semana, que tuvieron un mejor crecimiento y obtuvieron un grano duro”.

En la Región de Coquimbo tenemos muchos microclimas, valles, zonas donde se desarrolla la agricultura y que se diferencian unos de otros. Estandarizar con un ecotipo para toda la región quizás no es viable. Por esto tenemos que estudiar cómo se dan diferentes variedades en los diversos microclimas de la región, asociado a la escasez hídrica. De esta forma, podemos generar conocimiento que ayude a la toma de decisión a largo plazo”.

Para el doctor Rodrigo Álvarez del CEAZA,  la quínoa es un cultivo todavía muy salvaje y por eso aún es necesario domesticarla.

“Existen más de cincuenta genotipos en Chile y es importante conocer cuál de todos ellos se da mejor en un ambiente determinado. Además, se tiende a pensar que a medida que el cultivo se adapta a un lugar, de alguna forma, lo vamos domesticando. Entonces siempre es relevante seguir investigando y verificando otros aspectos”, explica.

Con ello en mente, este año el programa repetirá el experimento, por lo que invita a personas, organizaciones y escuelas a conocer el cultivo de quínoa y aportar a la ciencia. Los participantes requieren contar con un terreno de 7 x 4 metros, disponibilidad de agua para riego y, por sobre todo, el compromiso de reportar datos de crecimiento y rendimiento durante y al final del experimento.

Quienes quieran participar en esta segunda temporada deben escribir al correo ciencia.ciudadana@ceaza.cl.

El origen de la quínoa


Si quieres conocer el origen de la quínoa según la tradición oral Aymara, puedes ver esta hermosa animación peruana del director Jorge Carmona, basada en el trabajo del antropólogo aymara Edgar Quispe Chambi:








detalle de arreglo conmemorativo de la procesión

“Soy hija de mi padre, de mi madre, pero también soy hija de la Pachamama. Cuando sembramos decimos: Pachamama, en tu pacha (barriga) te dejo mi semilla que tu cuidarás hasta que llegue la cosecha, ya tu sabes cómo vas a tener a tu hijo y criarme para que todo el año no me falte nada”.

Así se presenta La Procesión de Semillas de Maricella Vilca Vargas (2013), documental peruano sobre el sincretismo religioso de los Andes, que se presentará este viernes 9 de septiembre en Salamanca, y es uno de los 70 audiovisuales sobre pueblos originarios reunidos en la 10° Muestra Cine+Video Indígena, que se exhibirá en 13 ciudades, durante septiembre y octubre.

La muestra es organizada por el Museo Chileno de Arte Precolombino y Cine+Video Indígena. Cuenta con animaciones, cortos, documentales y largometrajes, de realizadores indígenas y no indígenas, que registran tradiciones, cosmovisión y el devenir de los pueblos originarios de Chile y América Latina.

Destacan las películas Dauna, lo que lleva el río (2014), del director venezolano Mario Crespo, película rodada en el Delta del Orinoco y en idioma warao, que cuenta la historia de una mujer que se debate entre las fuertes tradiciones de su pueblo y el amor de su infancia y Guaraní (2015) producción argentina-paraguaya, dirigida por Luis Zorraquín, que relata la travesía de un pescador Guaraní para convencer a su hija de que vuelva a su tierra para parir a su hijo, y así permitir que el niño conserve su idioma y cultura.

De Chile, sobresale el documental, Araucanía Herida (2014), de Juan Kruslovic, que retrata la represión que se desató en las provincias de Cautín y Malleco tras el golpe de estado en 1973.

En la Región de Coquimbo, la 10° Muestra Cine+Video Indígena estará en Salamanca el 9 de septiembre en el Auditorio Municipal; en La Serena, los días 21 y 28 de septiembre, 5 y 12 de octubre, en el Teatro Centenario y en Monte Patria, en el Centro Cultural Huayquilonko, entre el 3 y 7 de octubre.

Puedes ver el detalle de cada obra audiovisual que se va a presentar en nuestra región, y también agendarla y compartirla, a través de nuestro calendario de panoramas.

Imagen: La Procesión de Semillas

Sinopsis de GUARANÍ (28 de septiembre en La Serena)