analytics

La ruta del buen aviturista


vista frente de Loica sobre matorral

¿Ya tienes tu Guía de Aves de Humedales Costeros de la Región de Coquimbo?
Si es así y te dispones a visitar cualquiera de los 20 humedales de nuestra región, aprovecha las recomendaciones sobre los humedales más destacados para la observación de aves y las claves para conservarlos, que los autores de la guía compartieron con Turismochoapa.

Ruta de aviturismo


Desde el norte de la región, Víctor Pastén de ONG REDAVES, recomienda iniciar la ruta por los humedales de la Bahía de Coquimbo, Laguna Saladita en Punta Teatinos, el humedal de la desembocadura del río Elqui y El Culebrón. "Son humedales suburbanos y a pesar de la presión humana sobre ellos tienen una importante concentración y variedad de aves. Para visitarlos es preferible en las mañanas, cuando las aves están más tranquilas".

Unos 50 kms. al sur, en Guanaqueros está Lagunillas, donde nidifica el Cisne Coscoroba. De los humedales de Tongoy, “recomiendo de manera muy especial Pachingo, que es uno de los más grandes de la región, está relativamente bien conservado y presenta no sólo aves del humedal sino también otras del interior como Carpinteritos. Además es interesante por su entorno socio cultural asociado a la Hacienda El Tangue y la caleta de pescadores Puerto Aldea”.

Llegando a Ovalle, es imperdible el humedal costero de la desembocadura del Río Limarí. “Es muy extenso, con un turismo incipiente y es el único de toda la región de Coquimbo donde se puede ver todo el año la Gaviota Andina, que se reproduce en la cordillera.

Y en el Choapa hay que visitar el humedal Las Salinas de Huentelauquén es muy extenso y es visitado regularmente por el cisne de cuello negro y el Humedal Laguna Conchaí (ambos sitios Ramsar) que tiene muy buenas instalaciones”.

Pasten subrayó que todo humedal es un tesoro, no sólo los más grandes. “Hay otros humedales más pequeños pero también muy recomendables, como el humedal de Quilimarí, que tiene instalaciones básicas, el de Puerto Oscuro y algunos cercanos a Pichidangui, que son pequeños pero muy bonitos”.

Tips del buen aviturista


Los humedales que se encuentran en las zonas urbanas están siendo amenazados por la presión inmobiliaria y las actividades humanas.

Para los turistas y ciudadanos que deseen proteger y conservar la biodiversidad de los humedales de Coquimbo, el biólogo marino y miembro del Centro CEAZA, José Cortez, recomienda estas simples y vitales prácticas:

Visita los humedales caminando, nunca en automóviles o motocicletas que destruyen su ecosistema.
Tampoco uses vehículos en las dunas, allí nidifican aves como el Pilpilén, cuyos huevos y polluelos son muy difíciles de detectar.
No uses el humedal como piscina, hay otros lugares para la recreación humana y muy pocos para la supervivencia de la avifauna del humedal.
Al dejar el humedal lleva contigo toda la basura, especialmente el plástico, que al degradarse parece alimento y las aves lo consumen.
Cuida la vegetación, usa los senderos que existan en el humedal para evitar la continua erosión del suelo y destrucción de la flora.
Si encuentras a alguien descargando desechos en el humedal, viralízalo en las redes sociales o denúncialo a la Brigada de Delitos Medioambientales de la PDI, BIDEMA.

Imagen: Pedro Valencia.


0 comentarios: