analytics

A proteger los humedales de Tongoy

vista del humedal y garza blanca en matorrales

La Pachamama llamó y los hijos de Coquimbo respondieron. Organizaciones gubernamentales, ambientales, vecinales y turísticas se juntaron en una gran Mesa por los Humedales de Tongoy y acordaron iniciar el trabajo para convertir en áreas protegidas sus 4 humedales costeros: Humedal Desembocadura Estero de Tongoy, Humedal Salinas Chica, Humedal de Salinas Grande y el Humedal de Pachingo.

El maremoto del 16 de septiembre de 2015 fue la voz de alerta de la madre tierra.  No sólo cambió la morfología de sus cuerpos de agua, sino que evidenció el rol protector que tienen estos ecosistemas, al amortiguar el impacto del desastre natural. Así surgió el acuerdo para la protección de los humedales de Tongoy, un esfuerzo mancomunado que reúne agrupaciones sociales, las seremías de Medio Ambiente, Obras Nacionales, Obras Públicas y la Municipalidad de Coquimbo y que fue anunciado por el ministro (s) del Medio Ambiente, Marcelo Mena, durante la celebración del Día Mundial de los Humedales.

Conocer para defender


Para el director del Centro Neotropical de Entrenamiento en Humedales, Elier Tabilo Valdivieso, “el estero de Tongoy que está en Playa Socos es muy interesante porque aquí llegan aves migratorias que no se ven en grupos relevantes en otros humedales como el Chorlo Dorado y el Chorlo del Ártico. Salinas Chica y Salinas Grande son humedales muy similares, habitados especialmente por Taguas y patos, y Pachingo es el más interesante, es el humedal más grande de los 4 y es muy importante para los patos”,

Según el especialista en conservación y manejo de la vida silvestre, la idea es que se consiga protección para los cuatro humedales como un todo. Como Santuario de la Naturaleza obtendría protección jurídica a nivel nacional y como sitio Ramsar adquirirían el rango de humedales de importancia internacional.

El Centro Neotropical, en alianza con la fundación alemana Manfred Hersey Stiftung, están a cargo del levantamiento de información de los humedales tongoninos y de desarrollar los expedientes necesarios para su postulación a Santuario y sitio Ramsar. “La idea es entregar los expedientes a fines de 2016 para que el próximo verano podamos celebrar el Día de los humedales con la noticia de su designación”, dice entusiasmado Tabilo.

Los humedales son indispensables por los innumerables beneficios que brindan, como el suministro de agua dulce, biodiversidad, control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático. En todo el mundo están disminuyendo en extensión y calidad, por lo que se considera que su preservación es un desafío para el futuro de la humanidad.

Imagen: Humedal Desembocadura Estero de Tongoy, gentileza Seremi Medio Ambiente Coquimbo

0 comentarios: