analytics

Humboldt, Esperanza para el mundo

Buzo junto a lobo marino en Archipiélago de Humboldt

En reconocimiento a su importancia biológica como luz de esperanza para el planeta, el archipiélago de Humboldt, con sus 8 islas e islotes, acaba de ser declarado "Lugar de Esperanza" (Hope Spot) por la organización internacional Misión Azul que dirige la famosa oceanógrafa y exploradora Sylvia Earle.

"Cuidar el archipiélago de Humboldt es importante para los peces, las algas marinas, los corales y otras criaturas marinas que lo llaman hogar. Pero también es importante para los humanos porque un océano saludable y funcional es lo que hace posible la vida en la Tierra" dijo Earle.

La científica recordó haber buceado en la zona y sentirse afortunada al apreciar la gran cantidad de especies bajo el agua. "Es un lugar realmente extraordinario. Nos sentimos honrados de declarar el Archipiélago de Humboldt como Lugar de Esperanza y ayudar a destacar internacionalmente los esfuerzos de conservación en el área", señaló Earle.

El archipiélago de Humboldt, ubicado al norte de La Serena entre Caleta Hornos y Chañaral de Aceituno, alberga el 80% de la población mundial de pingüinos Humboldt en peligro de extinción, así como muchas otras especies de aves marinas, lobos marinos, nutrias marinas, delfines y orcas y es un lugar de alimentación de verano para ballenas azules, ballenas de aleta y jorobadas, también en peligro. Además es el hogar de grandes bosques de algas marinas que actúan como vivero de muchas especies de peces, moluscos y del Kril de Humboldt (Euphausia mucronata) un crustáceo clave en este ecosistema.

Allí se desarrollan áreas de pesca ancestrales y servicios de ecoturismo, un polo de desarrollo cada vez mayor, precisamente por la rica biodiversidad marina que vive no sólo en la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt sino en todo el archipiélago, como destacó Misión Azul. "Si bien actualmente hay tres reservas marinas en el archipiélago de Humboldt, estas áreas protegidas solo abarcan tres de las ocho islas y solo se extienden una milla náutica en radio desde la costa".

Con la declaración de Hope Spot, Misión Azul pone en la mira internacional tanto los esfuerzos de conservación como las amenazas al área, en la misma semana en que la justicia ambiental deberá comunicar si es viable o no el polémico proyecto de Minera Dominga.

"El tráfico de buques tanque supondría un alto riesgo de ataques de ballenas y altos niveles de contaminación acústica conocidos por afectar negativamente a los mamíferos marinos, peces e invertebrados. La descarga tóxica en el agua de los motores de los buques cisterna y las actividades portuarias, tanto intencionales como no intencionales, afectaría la flora y la fauna marinas y probablemente reduciría la productividad biológica.

Las operaciones de ecoturismo y los esfuerzos locales de pesca artesanal se verán afectados negativamente por el ambiente marino degradado y reducirán los ingresos. Las comunidades locales en Punta Choros y Chañaral de Aceituno se oponen al desarrollo y cuestionan abiertamente por qué no se utilizan los puertos existentes cercanos, en lugar de crear un nuevo desarrollo en medio de un ecosistema oceánico que es globalmente significativo", declara con preocupación el organismo internacional.

Actualmente hay 92 Hope Spots en el mundo, los que son considerados lugares críticos para la salud del océano: el corazón azul de la Tierra. En Chile, el Archipiélago de Humbolg es el tercero, tras las costas frente al Parque Nacional de Chiloé y las que están alrededor de las islas Juan Fernández.



Imagen principal: César Villarroel, ExploraSub



0 comentarios: