analytics

Verano 2018: Playas frescas gracias a La Niña


La Niña refrescará la costa de la Región de Coquimbo este verano y posiblemente hasta entrado el otoño de 2018. Así lo asegura el boletín climático del área meteorológica del Centro Científico CEAZA, que prevé mayor frecuencia de días nublados y temperaturas máximas y mínimas más bajas que lo normal, convirtiendo las playas Norte Verde en una gran alternativa para escapar de los sofocantes calores de la zona central.

Según el meteorólogo del CEAZA Luis Muñoz “en esta ocasión los efectos (de la Niña) han llegado incluso antes de que se manifestara en el análisis trimestral del Pacífico ecuatorial. En la costa de la Región de Coquimbo hemos tenido anomalías negativas de la temperatura superficial del mar, es decir, bajo lo normal aproximadamente desde julio”.

Muñoz detalla que este adelantamiento de los efectos se debería a que las aguas frías comenzaron a aflorar en la costa sudamericana del Pacífico meses antes de que se advirtiera en la zona ecuatorial, a diferencia de La Niña del segundo semestre del 2016.

“El fenómeno del año pasado casi no afectó a la Región de Coquimbo, principalmente porque las aguas frías que se le asocian estuvieron únicamente concentradas en la zona ecuatorial del Pacífico. Además de lo anterior, hubo una gran zona de aguas cálidas frente a las costas de Perú y Chile”

Añade que debido a la débil intensidad del presente fenómeno es probable que sus efectos terminen antes en la Región de Coquimbo.

Sobre La Niña

El fenómeno de La Niña se conoce como la fase fría del evento climático que lo contiene, llamado El Niño – Oscilación del Sur (ENOS). La Niña se origina en las aguas del Pacífico ecuatorial, donde su presencia disminuye la temperatura superficial del mar, con anomalías inferiores a los -0,5ºC. Debido al movimiento de corrientes marinas sus efectos se pueden observar en distintos lugares del planeta. En algunas partes del mundo provoca efectos tales como graves sequías o inundaciones, así como también períodos muy cálidos o muy fríos.

“De este modo es que mientras la Región de Coquimbo, y gran parte de Chile, es afectado por un invierno frío y seco la zona norte de Australia y el este de Indonesia es afectado por un invierno cálido y lluvioso”, detalla Muñoz.

En contraposición, El Niño, es la fase cálida del ENOS, que aumenta la temperatura de la superficie del mar del Pacífico ecuatorial con una anomalía por sobre los +0,5ºC, provocando situaciones inversas a las que produce La Niña.

El ENOS también se asocia con períodos Neutros entre El Niño y La Niña. Esta fase es de gran incertidumbre, en cuanto a las variables climáticas, por lo que las precipitaciones y temperaturas pueden presentarse bajo o cercano a lo normal, dependiendo de otros fenómenos climáticos, tales como la oscilación de Madden-Julian o la oscilación Antártica.





0 comentarios: