analytics

Los millonarios y el Desierto Florido

Avioneta y grupo de pilotos posados sobre el Desierto Florido

El Desierto Florido, una de las maravillas naturales más impresionantes que comparten las regiones de Atacama y Coquimbo, esta lleno de flores, plantas y animales endémicos en distintos niveles de conservación y con varias especies en serio riesgo de desaparecer para siempre. Lamentablemente no todos tienen conciencia de su importancia y fragilidad.

Justamente cuando se celebra el evento más grande de los últimos 20 años y se han desplegado todo tipo de campañas sobre como visitar sin destruir el Desierto Florido, dos hechos han ensombrecido esta fiesta de las flores, ambos protagonizados por millonarios chilenos.

El más reciente, el aterrizaje de 11 avionetas sobre las flores del sector Totoral, en Copiapó, el pasado fin de semana. Uno de los pilotos era Eugenio Ponce Lerou, presidente del directorio de Soquimich (SQM) y hermano menor del controlador de la minera, Julio Ponce Lerou, una de las 10 fortunas más grandes de Chile (US$3.100 millones según el ranking de Forbes).

Ponce y sus amigos integran un selecto el grupo de 13 pilotos aficionados, dueños de sus propios aviones. En su defensa, el abogado de los aviadores dijo que se trató de un aterrizaje de emergencia debido a un desperfecto en una de las naves. Sin embargo, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) afirma no haber recibido “algún reporte de emergencia relacionada con estos planes de vuelo”, en ninguna de sus torres de control.

Ex presidente posa sobre flores del Desierto Florido
A fines de agosto fue el turno del ex Presidente y actual candidato Sebastián Piñera, dueño de un patrimonio de US$2.700 millones según Forbes. En este caso, Piñera se salió del sendero para fotografiarse encima de las flores, en una visita de campaña a Atacama. Las imágenes que fueron difundidas por su propio comando presidencial causaron tanta indignación en las redes como el aterrizaje de las avionetas, pero los llamados de atención no incluyeron sanciones.

En Atacama las multas para quienes pongan en riesgo el Desierto Florido van desde 5 UTM  ($ 233.935) hasta 10 UTM ($ 467.870). En la Región de Coquimbo, las únicas comunas con estas sanciones son La Higuera y La Serena, donde el máximo son 5 UTM. Valores que pueden amedrentar a un ciudadano común, no a los súper millonarios. Tal vez el próximo Desierto Florido deba hacer su campaña de protección en Casa Piedra y recalcar allí, que una flor endémica y en peligro, simplemente, no tiene precio.

Imagen principal: Twitter/Juana Valdivia. Secundaria: Twitter/comando presidencial de S. Piñera.




0 comentarios: