analytics

"San Pedro, te he de mentar, mata el viento, calma el mar"



Apenas entrado el invierno, comienza el derroche de música y bailes populares, que puede durar hasta tres días en honor a San Pedro, el patrono de los pescadores. La imagen del santo que los ha protegido todo el año, sale a recorrer la bahía junto a los hombres de mar, y luego comparte con la comunidad, que lo acompaña por las calles con diabladas y bailes chinos, a la usanza de la tradición religiosa del Norte chileno.

Miles de visitantes llegan cada año a celebrar y participar de una completa oferta turística para entretenerse de la mañana a la noche, con concursos de caza submarina, paseos en bote, degustaciones y los famosos “cocimientos”, comida típica, que reúne mariscos, pescados, pollo y longanizas, cocidos a fuego lento, en agua y vino blanco. Todo ello junto a espectáculos y muestras de artesanía y productos locales. Dicen los viejos pescadores, que esta fiesta es la mejor, pues como San Pedro está celebrando, ese día la entrada al cielo está asegurada para todos.


¿Quieres conocer otros otros atractivos de la región de Coquimbo? Revisa aquí.

0 comentarios: